Cordón Stop

Cordón Stop

Cordón Stop

El tope de cordón es ideal para todas tus creaciones. Es la terminación perfecta para tus cordones en jerseys, chaquetas, bolsos... Disponible en diferentes colores, se adaptará a todos sus proyectos. ¡Muy útil y fácil de usar!

43 productos

43 productos

TODO LO QUE NECESITA SABER SOBRE EL CORDÓN STOP

Se acabaron las corbatas que desaparecen en los resbalones de las capuchas o los bajos de los abrigos. Gracias al cordón stop, éste se mantiene en su sitio. Descubra nuestra colección.

 

UNA GRAN VARIEDAD DE CORDÓN STOP
El cordón stop es un pequeño dispositivo de plástico o metal, provisto de un muelle, en el que se introduce un cordón o una corbata deslizante. Evita que la cuerda desaparezca en el cordón, pero también permite que las capuchas se ajusten fácilmente, sin necesidad de hacer un nudo.

Estos cordones son muy prácticos, sobre todo para los niños, pero también pueden utilizarse en la ropa de los adultos. Encontrará cordones stop metálicos, que suelen ser más agradables estéticamente con su brillo dorado o plateado. Los tapones de cordón plano son más discretos y suelen tener dos agujeros, por ejemplo para los cierres de las bolsas. Los modelos con forma de bola o de cilindro son los más comunes. Disponibles en muchos colores (azul, gris, beige, fucsia, rojo, blanco...), ¡se pueden adaptar a todos sus diseños!

Si quieres que sean casi invisibles, opta por un modelo de 1 o 2 agujeros en plástico transparente. Este último tiene la ventaja de adaptarse fácilmente a cualquier prenda de color.

¡Descubra también todos nuestros cordones!

 

DESCUBRE CÓMO DETENER UN CORDÓN
Hay diferentes maneras de detener un cordón. La forma tradicional es hacer un nudo, pero hay formas más prácticas y más estéticas.

El cordón stop es muy fácil de instalar:

- Basta con introducir el extremo del cordón en el orificio y deslizarlo hasta la posición deseada presionando el muelle.
- El cierre permite ajustar la longitud del cordón.
- Para evitar que el encaje se deshilache, también puedes añadir un extremo de cordón - o quemar los extremos con un mechero.
La instalación de cordón stop también puede ser simplemente estética. Eligiendo modelos metálicos, puedes dar a un cordón de capucha para una sudadera, por ejemplo, cierta sujeción. La corbata permanecerá tensa gracias al peso del accesorio. Puedes hacer lo mismo en un abrigo, en el escote de un vestido o en una blusa deportiva.

El cordón stop también se puede utilizar para atarse los zapatos más rápidamente: no es necesario hacer un nudo, basta con empujar el cierre para colocar la hebilla y apretar los cordones. Práctico para niños pequeños, deportistas con prisa o simplemente para dar un aspecto diferente a tus zapatillas.

Piensa también en utilizarlo para tus accesorios. Es práctico para cerrar una bolsa de deporte o el forro de una cartera, por ejemplo. Depende de ti.

 

El cordón stop es un pequeño accesorio de plástico o metal, grande o pequeño. Es práctico y estético en todos los sentidos. ¡Inventa tu propio uso!