Franela

Franela

Franela

La franela es una tela de algodón cepillado por uno o ambos lados, lo que le confiere un aspecto similar al fieltro, muy agradable y suave al tacto. Es una tela perfecta para el invierno, ya que aporta calor y confort. Se trata de un tejido versátil, perfecto para la realización de pijamas, abrigos, vestidos, trajes, sábanas, fundas nórdicas... ¡y hasta sombreros!

26 productos

26 productos

TELA DE FLANELA

La franela es un tejido de algodón cepillado que tiene un aspecto suave y afelpado. Es el tejido de invierno por excelencia, ideal para la ropa de cama y de dormir.

 

TODO SOBRE LA FRANELA DE ALGODÓN
Originaria de Gales, la franela se fabricaba con lana cardada, lo que daba lugar a un tejido muy cálido y esponjoso. Se utilizaba para confeccionar faldas escocesas, de ahí que el estampado de tartán sea tan común. Hoy en día, la franela se fabrica con tejido de algodón peinado o cepillado. La franela tiene varias ventajas:

- es cálido y suave, muy cómodo de llevar, y a la vez bastante ligero;
- es casi sin arrugas;
- es muy resistente y no se deforma;
- es relativamente resistente al agua.
Durante la Primera Guerra Mundial, los soldados franceses llevaban camisas de franela para protegerse del frío.

El tejido de franela está hecho 100% de lana o tiene un componente de cachemira, pero las composiciones más comunes son a base de algodón. Su aspecto esponjoso se obtiene raspando o pintando el tejido por uno o ambos lados.

 

DESCUBRA TODOS NUESTROS TEJIDOS DE FRANELA PARA SUS CONFECCIONES
La franela se utiliza principalmente para la ropa de cama: sábanas, fundas nórdicas, fundas de almohada, etc. Es un tejido agradable para el invierno que retiene el calor y evita que las sábanas se enfríen demasiado a la hora de dormir. La franela es bastante fácil de cuidar, como la mayoría de los tejidos de algodón.

La franela está disponible en una gran variedad de colores y estampados: esta variedad permite todo tipo de uso, desde bebés hasta adultos, para la ropa de diario o para prendas más elegantes como trajes o sombreros.

El estampado de tartán es el más famoso de los tejidos de franela a cuadros, que tiene su origen en las faldas escocesas y galesas. Con esta tela se pueden hacer hermosas bufandas, chales, faldas o camisas.

 

PREPARA TU ARMARIO PARA EL INVIERNO
La franela de algodón se utiliza mucho para la ropa de noche: se pueden hacer pijamas, camisones, batas, pero también sacos de dormir para bebés. Pilou" es el nombre de la franela de algodón. Para los más pequeños, la franela es un tejido que también puede utilizarse para la ropa de día (bombachos, monos, vestidos, etc.).

La franela también puede utilizarse para la ropa de los adultos: la famosa camisa de leñador está hecha de este tejido. Para los pantalones y los vestidos, puedes elegir un tejido de franela con base de lana para un ajuste perfecto.

 

¿CÓMO SE CUIDA EL TEJIDO DE FRANELA?
La franela es duradera, pero hay que lavarla con cuidado para que mantenga su suavidad y esponjosidad. La franela de algodón puede lavarse a máquina a un máximo de 30°, utilizando un ciclo delicado. Puedes utilizar un suavizante para conservar el aspecto esponjoso. Sin embargo, es mejor evitar la secadora, ya que puede hacer que las fibras se encojan. La franela se puede planchar con una plancha suave.

La franela de lana no es lavable a máquina. Se puede lavar a mano con agua tibia. Lo ideal es que lleves tus prendas de franela de lana a la tintorería.

 

La franela es un tejido ideal para muchos proyectos de costura: ropa de cama, de noche, de día, trajes de hombre, vestidos, gorros, bufandas, etc. Para que conste, la franela celebra el cuadragésimo tercer aniversario de boda de una pareja: ¡una gran idea de regalo "cocooning"!